Conecta con nosotros

Hola que estas buscando

El negocio – Guía Informativa para Autónomos y Pymes

Noticias

La bolsa no hace su agosto

Continúa en caída el volumen de negociación en la bolsa española. Un panorama a corto plazo de fuerte volatilidad e incertidumbre

El mes de agosto, tradicionalmente bajo en sus volúmenes de contratación, sigue mostrando un peligro latente causado por los incesantes rebrotes de la pandemia. Consecuencia de ello, nuevas restricciones seguirán agravando los malos resultados de las principales compañías del Ibex 35, especialmente el sector financiero con su enorme peso en este índice. Y todavía desconocemos la duración de esta situación.

Los gobiernos y los bancos centrales continúan en su empeño de evitar la caída de los mercados. Nunca antes, desde el crack del 29, fueron tan necesarios los estímulos monetarios y fiscales, bajos tipos de interés y moderación en los impuestos. La ansiada recuperación económica, en este caso, requiere poner toda la carne en el asador. 

Los inversores, cuando se invierte en bolsa, tienen en cuenta la volatilidad de los activos, un concepto que ayuda a medir, en términos de porcentaje, la incertidumbre de un mercado, o de un valor en concreto. Su desviación con respecto a la media de su cotización histórica en un determinado período. A mayor volatilidad, mayor incertidumbre, pero no necesariamente tiene por qué ser sinónimo de mayor riesgo o menor rentabilidad para nuevas oportunidades. 

¿Puede ser el momento de comprar en corto a precios mínimos acciones de conocidas grandes empresas cotizadas y en sectores tradicionalmente consolidados? Puede ser. Pero hay compañías, y no necesariamente pequeñas, que llevan cayendo en los gráficos desde hace varios años atrás. 

Septiembre a la vuelta de la esquina nos espera con un retorno a los volúmenes de contratación normales en la bolsa. Pero la prudencia nos sugiere no tener excesiva exposición, o lo que es lo mismo, intentar permanecer fuera del mercado hasta que la crisis sanitaria esté bajo control. En el caso de tener ya inversiones con ratios negativos, es momento de reducir dicha inversión. De aminorar la pérdida. Esto último no resulta nunca fácil para el inversor medio que piensa en la recuperación rápida, pero que a veces nunca llega. 

Los mercados financieros y la economía mundial no volverán a ser los mismos tras esta crisis jamás vista. Pero hay actividades económicas, empresas y nuevas tendencias de consumo que han recibido esta situación inesperada, y desgraciada para la mayoría, como una gran oportunidad para desplegar todo su potencial. Sectores como economía digital, economía sostenible, inversión ética y solidaria, etc. Valores que actualmente se encuentran en máximos históricos y, por lo que parece, seguirán subiendo en los índices bursátiles con rentabilidades atractivas a largo plazo.

La bolsa, como la vida, es impredecible. Son muchas, miles, las variables que pueden afectar la cotización de una acción determinada. La pandemia mundial del Covid-19 no ha hecho otra cosa que acelerar un proceso que está en la base misma del capitalismo: “la destrucción creativa”, expresión popularizada por el economista austriaco Joseph Schumpeter. Un nuevo orden económico irrumpe en los mercados y en las sociedades de todo el mundo dejando a un lado lo que no funciona.

Tras la crisis actual, y las que vengan, todo inversor debe siempre preguntarse con quién quiere estar en el futuro. La respuesta: siempre con los ganadores.

Escrito por

El portal informativo para autónomos y negocios

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement


Advertisement