Conecta con nosotros

Hola que estas buscando

El negocio – Guía Informativa para Autónomos y Pymes

Autónomos

Más de 1.600.000 autónomos han visto caer su actividad en 2020 por encima del 60%

Sign with space for text hanging in a shop window

Con los últimos acontecimientos, en plena segunda ola de contagios de la Covid19, con nuevos confinamientos y aumento de las restricciones en prácticamente toda España, el pesimismo y la incertidumbre se reflejan en las respuestas de este sexto Barómetro ATA que presentamos. Así, uno de cada dos autónomos, unos 1,6 millones en términos absolutos, afirma que han visto disminuir su facturación por encima del 60%. Además, tal y como veremos más adelante, uno de cada tres autónomos, en torno a 500.000, prevén disminuir la plantilla en este año. 

Este es uno de los resultados que se extraen de una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA a autónomos entre el 18 y 20 de septiembre sobre la previsión que tienen respecto a sus negocios. Se han recibido 2.103 respuestas dándose por válidas 2.035, comprobando que se cumplen los extractos representativos por comunidad autónoma y sector, así como el margen de error válido, ya que 2.035 cuestionarios validados para una población finita de 3.258.758 (número de afiliados al RETA en agosto 2020, datos medios) y a nivel de confianza de 95%, el margen de error de 2,2%, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo (pq 0,50).

Estamos en una situación de emergencia. Y vamos tarde. Es necesario implementar medidas ya que salven actividades de autónomos, sus empresas y los empleos que generan”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Volvemos a estar en una situación extraordinaria que necesita de medidas extraordinarias”, ha remarcado el presidente de ATA.

SITUACIÓN DE SU NEGOCIO ACTUALMENTE

En primer lugar, y ante la incertidumbre ya comentada, hemos querido conocer la situación de los autónomos y sus actividades actualmente. 

Cabe destacar como un 12,5% de los autónomos encuestados, lo que extrapolado al total del colectivo estaríamos hablando de unos 370.000 autónomos tienen sus negocios y/o actividades cerradas en estos momentos, de los que el 7,7% asegura llevar con su negocio cerrado desde el pasado mes de marzo. (tabla 1). Además, un 57,6% afirma que aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Únicamente el 15,6% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad. 

Los resultados muestran (tabla 2) cómo 8 de cada 10 autónomos (el 80,8%) aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior. El 13,5% asegura que se ha mantenido y hay un 3,1% que considera que incluso ha aumentado.

Si nos detenemos en los que aseguran que ha aumentado su facturación (3,1% de los encuestados) (gráfico 1) podemos afirmar que este incremento ha sido para la mayoría (78%) un incremento entre un 10 y un 30% de su facturación con respecto a la del año anterior. El 14,6% de ese 3,1% de autónomos que asegura que su negocio va mejor ahora que el año pasado ha incrementado la facturación en más de un 60%.

Mucho más complicada está siendo la situación para ese 80,8% que asegura que su facturación se ha visto reducida en lo que llevamos de año (gráfico 2). Especialmente para un 8,3% de los autónomos que no está ingresando nada. 

El 51,1% de los autónomos han visto reducida su facturación comparado con el año pasado en un 60% o más, lo que en términos absolutos y extrapolando al total del colectivo, 1.600.000 autónomos afirman que su actividad ha caído más de un 60%

La morosidad continúa siendo un importante problema para muchos autónomos. En este barómetro uno de cada tres autónomos nos asegura que la sufren (el 33,2%) (tabla 3), de los que 16,9% hablan de morosidad por parte de empresas privadas exclusivamente. 

Un 57,6% de los autónomos encuestados desde ATA aseguran no verse en este momento afectado por la morosidad.

MEDIDAS APLICADAS POR LOS AUTÓNOMOS PARA FRENAR LA BAJADA DE ACTIVIDAD 

La segunda parte de nuestra encuesta analiza las medidas aplicadas para intentar paliar esa bajada de facturación que han tenido la mayoría de ellos. Como se muestra en la siguiente tabla (tabla 4), uno de cada dos autónomos encuestados, el 48,7%, se beneficiaron de la prestación por cese de actividad extraordinaria y en los meses de julio, agosto y septiembre se les ha exonerado de la cuota total o parcialmente. Un 51% que no ha podido acceder estas exoneraciones porque no accedieron durante el estado de alarma a la prestación extraordinaria. 

En la siguiente tabla (tabla 5) podemos apreciar el fracaso de la prestación de cese de actividad que se podía solicitar desde el 1 de julio. Es una prestación que no tiene que ver con el contexto real que viven los autónomos. 

Solo un 7,1% de los autónomos la ha solicitado y de este porcentaje se le ha concedido al 72,2% (tabla 6). De ese 23,5% de autónomos que pidió la prestación por cese de actividad ordinaria pero ésta le fue denegada, el principal motivo de dicha denegación fue por no poder acreditar el periodo mínimo de cotización (el 32,9%) (ver gráfico 3). Por estar en pluriactividad se le ha denegado al 11,4% y por haber estado de baja, por ejemplo, por paternidad o maternidad, con la que no es compatible, al 2,9%.

El fracaso de esta prestación se hace aun más patente al preguntarle a los autónomos si consideran fundamental el cobro de cualquier medida de cese de actividad (ordinaria o extraordinaria) para la continuidad de su negocio. Tres de cada cuatro autónomos, el 75,68% la considera imprescindible para poder seguir adelante. Únicamente el 15,5% no lo considera necesario para la continuidad de su negocio (tabla 7).

Otra de las posibles soluciones, en este caso para obtener liquidez en los autónomos es la solicitud de financiación (ver tabla 8 a continuación), generalmente créditos y específicamente ICOs. Consultados los autónomos en este aspecto, al 27,4% de los autónomos se le ha concedido la financiación, de los que al 18,6% ésta les fue concedida sin problemas y al 8,8% se les concedió, pero en un importe inferior al solicitado. 

En el lado contrario se encuentran los que la han solicitado pero se la han denegado (un 14,8%). Un 4,9% de los autónomos que sí la han solicitado siguen a la espera de respuesta. Y un 15% la solicitará en breve.

Frente a estos datos, el 37,2% de los autónomos señala que no ha considerado necesario solicitar financiación.   

Una parte importante de los gastos fijos que tienen los autónomos son los salarios y cotizaciones de sus empleados. El 53,2% de los autónomos que tienen trabajadores afirma que ha tenido que realizar un ERTE para poder seguir con su actividad (ver tabla 9), de los que el 45,4% asegura que tiene en ERTE el 100% de su plantilla, porcentaje similar al del último barómetro.  En el lado contrario, uno de cada cuatro autónomos mantiene el 100% de sus empleados en su actividad (26,3%) y no tiene trabajadores en ERTE. 

De ese 53,2% de autónomos con trabajadores que afirmó haber tenido que solicitar un ERTE, uno de cada tres, el 33,2%, señala que aún no ha incorporado a toda su plantilla (ver tabla 10).  

Por el contrario, y no sin un gran esfuerzo en muchos de los casos, dos de cada tres autónomos, el 65,5%, sí han incorporado al negocio a trabajadores, de los que el 42,8% señala que ha incorporado al 100% de los que tenía en ERTE y el 22,7% apunta que ha incorporado a parte de los trabajadores, pero no a todos.

Respecto al mantenimiento de la plantilla tras los seis meses de incorporación el primer tabajador (tabla 11), únicamente el 27,5% de los autónomos que han contestado este sexto Barómetro de ATA especial por la pandemia de la Covid19 aseguran que podrán mantener a todos sus empleados, porcentaje similar al barómetro presentado en agosto, pero muy por debajo de los datos de julio, donde era el 32,9% el porcentaje de autónomos que sí preveía mantener el 100% de la plantilla. 

El 27,5% de los autónomos asegura que mantendrá algunos empleos pero que se va a ver obligado a no contar con todos los trabajadores que tenía antes de esta pandemia y el 34,1%, uno de cada tres, afirma no poder mantener a la plantilla. 

Otro de los problemas a los que se enfrentan ese 61,6% que afirmaba en la anterior pregunta que no iba a poder mantener toda la plantilla, es a hacer frente a los gastos que conlleva el despido de dichos trabajadores.

Así, el 54% de los autónomos afirma que si tuviera que hacer frente al despido de alguno de sus trabajadores no tendría la liquidez suficiente para poder finiquitar dichas contrataciones (ver tabla 12). El 38% de los autónomos encuestados afirma que sí dispone de esa liquidez para poder hacer frente al despido de algún trabajador.

Finalmente, seis de cada diez autónomos encuestados, el 60,2%%, consideran fundamental para la continuidad de sus negocios en este momento mantener los ERTES.

VALORACIÓN DE LAS MEDIDAS PARA FRENAR LA CRISIS COVID-19

Una vez más hemos querido conocer cómo valoran los autónomos las medidas puestas en marcha por las Administraciones públicas (ya hemos analizado las acciones que los propios autónomos han iniciado). En general y de media, los autónomos suspenden las medidas tomadas por el Gobierno (ver tabla 13). La nota media es de un 3,2. El 70,44% de los autónomos le han asignado 4 o menos, el 12,22% un 5. Y el 29,56% aprueban las medidas.

En el siguiente gráfico (gráfico 4) se puede observar la evolución de esta nota media que los autónomos han dado a las medidas puestas en marcha por el Gobierno. Y aunque en el cuarto Barómetro la nota subió más de un punto desde la primera impresión, ha vuelto a caer la nota media, del 3,7 de agosto al 3,2 en septiembre.

En cuanto a las herramientas que se han planteado parar hacer realidad la recuperación de las actividades de los autónomos en España, los autónomos siguen priorizando la reducción de trabas administrativas como la principal herramienta a implantar (4,74 sobre 5). 

Los autónomos consideran muy necesario (una valoración del 4,48 sobre 5) que existan ayudas para el fomento del reemprendimiento y con un 4,24 han colocado en tercera posición la necesidad de dar a conocer con campañas de publicidad específicas el fomento del consumo en comercios de proximidad. Aunque también es muy necesaria, la herramienta que menos urgente consideran los autónomos (un 3,46 sobre 5) es la necesidad de invertir en planes de internacionalización (ver gráfico 5).

Con el objetivo de buscar soluciones y atajar problemas hemos consultado a los autónomos sobre las medidas o herramientas que creen que son necesarias para no cerrar su negocio. 

Destacan como las dos más valoradas la reducción de la cotización a la seguridad social ligada a la caída de la actividad en un mínimo del 50% con un 4,8 sobre 5 y el restablecimiento del cese de actividad extraordinario para paliar las consecuencias económicas de las medidas sanitarias adoptadas en las zonas donde se declaren nuevos brotes (4,6 sobre 5). 

Muy bien valorada está también la propuesta de obtener reducciones fiscales (un 4,5 sobre 5) para aquellos que en estos complicados momentos han mantenido el 100% de la plantilla. La prórroga de los ERTE hasta abril de 2021 tiene una valoración de 3,9 sobre 5. Y la ampliación y mejora de las líneas ICO un 4,1 (ver gráfico 6 a continuación).

PREVISIÓN DEL MANTENIMIENTO DE LOS NEGOCIOS DE LOS AUTÓNOMOS PARA ESTE AÑO 

El último apartado de este Barómetro de ATA en septiembre de 2020 analiza la opinión de los autónomos sobre si su negocio podrá mantenerse en actividad en este año.

En primer lugar, destaca que los autónomos encuestados consideran que su negocio en 2020 va a disminuir su facturación en un 85,5%, un 8,1% cree que se va a mantener y sólo el 2,5% cree que a final de año habrá facturado más en este complicado 2020 que en 2019 (ver tabla 15). 

Son porcentajes muy parecidos a los que contestaron en el barómetro de agosto. Sin embargo, en abril, con el primer barómetro, eran el 73,1% los que pensaban que su facturación descendería, lo que supone un incremento de 12 puntos porcentuales. 

Si nos centramos en ese 85,5% de autónomos que creen que su facturación se reducirá y le preguntamos por cuánto se va a ver reducida esa actividad, podemos decir que el 67% es decir dos de cada tres autónomos y en términos absolutos y extrapolado al total del colectivo, dos millones de autónomos van a ver disminuida su actividad por encima del 40% (gráfico 7).

Hemos preguntado a los autónomos qué tiempo considera que necesitará la economía para recuperarse (tabla 16). El pesimismo se ha instalado en sus respuestas y si hace escasamente un mes era el 35,6% el porcentaje de autónomos que pensaban que se recuperaría en 24 meses, ahora es uno de cada dos autónomos, el 51,6% los que prevén que la economía tardará más de dos años en recuperarse.  Sólo el 1,5% creen que en seis meses debería remontar nuestra economía.

Continuando con las previsiones, los autónomos nos contestan que su previsión de poder mantener la plantilla en este 2020 es positiva para el 46,4% (tabla 17) de los autónomos que creen que mantendrán el empleo de todas las personas que trabajan junto a él. 

Sin embargo, un 32,4% (29,7% en el barómetro de agosto) creen que tendrán que disminuir su plantilla, de lo que extrapolado al total del colectivo supone que 500.000 autónomos piensan disminuir su plantilla de aquí a final de año. 

Sólo el 0,9% señala que va a tener que contratar. Hay que destacar que un amplio 20,2% no sabe qué va a suceder con sus trabajadores en este año dada la incertidumbre actual.

Y en cuanto al negocio en sí, los autónomos creen que seguirán con la actividad (un 89,48%) aunque más la más mitad de ese 89,48% (el 54,16%) no sabe si podrá seguir con ella mucho más allá de final de año. Uno de cada diez autónomos cree que va a tener que cerrar (9,9%). Estamos hablando de unos 300.000 autónomos.

Para finalizar y como hemos comentado al inicio de este informe, siete de cada diez autónomos, exactamente un 72,41% (ver tabla 19 de este documento) han respondido que no podrían soportar un segundo confinamiento, ante la experiencia vivida.  Significaría el cierre definitivo de su negocio (17,83%), que es posible que significara el cierre definitivo (35,66%) o que al menos tendría que reducir el tamaño de su empresa para poder continuar (18,92%).

Únicamente el 15,9% de los autónomos encuestados señala que en caso de un segundo confinamiento podrían seguir con su actividad: el 7,15% señala que podría seguir sin problemas y el 8,75% señala que no le afectaría porque su actividad se considera esencial.

Escrito por

Periodista especializada en información económica y jurídica. Abogada, emprendedora y deportista. Lectora apasionada de Kant, Hegel y Butler. Me encantan todas las actividades que me permitan pensar, escribir, leer y sumergirme en las profundidades ilimitadas de la vida. Correo: nmartinez@elnegocio.es

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement


Advertisement