Conecta con nosotros

Hola que estas buscando

El negocio – Guía Informativa para Autónomos y Pymes

ACTUALIDAD

Equivocarse es de sabios o qué pasa con los errores; una perspectiva psicológica

Los errores son una parte inevitable de la vida humana. Desde que las personas nacen, cometen errores constantemente y, a medida que crecen, siguen haciéndolo en diferentes áreas de la vida. Sin embargo, ¿cómo se reacciona emocional y psicológicamente ante los errores? En este artículo, se explorará qué pasa con los errores desde una perspectiva psicológica, examinando cómo la mente procesa los errores, cómo afectan en la autoestima y cómo se puede aprender a lidiar con ellos de manera más saludable.

El papel de la autoevaluación

La percepción de los errores comienza con la autoevaluación. Cuando se comete un error, se tiende a evaluar el desempeño y a atribuir un valor a la propia competencia en función de ese error. «Si se percibe que el error es grave, es posible que la autoestima se vea afectada negativamente, lo que puede llevar a sentimientos de inseguridad y autocrítica, a la vez que las personas con autoestima baja tienden a percibir los errores como una amenaza a su integridad personal» comenta la psicóloga coach Eva Gómez Coloma.

La autoestima y los errores

Existe una relación muy estrecha entre cómo se percibe un error y la autoestima. En este sentido, la autoestima desempeña un papel crucial en cómo se enfrentan los errores. Las personas con una autoestima saludable tienden a ver los errores como oportunidades de aprendizaje y crecimiento, mientras que aquellos con una autoestima menos elevada pueden sentirse aplastados por los errores y verlos como confirmación de sus inseguridades y tensiones emocionales. 

La ansiedad ante los errores

La ansiedad ante los errores es una reacción común que se experimenta cuando se comete un error. En estas situaciones pueden suceder dos reacciones.

En la primera de ellas, las personas se preocupan por el juicio de los demás, temen las consecuencias negativas y, en ocasiones, se obsesionan con los detalles del error en lugar de enfocarse en solucionarlo. La vergüenza, el miedo o la tristeza pueden acompañar a esta ansiedad que puede ser paralizante o evasiva y afectar significativamente a la calidad de vida.

En la segunda, las personas emiten juicios muy negativos sobre ellos mismos y su propia valía. En estos casos la ansiedad puede venir acompañada de ira, frustración y tristeza.

Perfeccionismo y ansiedad

El perfeccionismo es un rasgo de personalidad que a menudo se relaciona con una mayor ansiedad ante los errores. Aquellos que buscan la perfección tienden a ser más críticos consigo mismos y pueden experimentar niveles más altos de estrés cuando cometen errores. 

Aprendizaje a partir de los errores

A pesar de las respuestas emocionales negativas que a veces se experimentan ante los errores, también pueden ser una fuente valiosa de aprendizaje y crecimiento personal. Cuando se abordan los errores con una mentalidad de aprendizaje, se pueden convertir en oportunidades para mejorar y desarrollar nuevas habilidades.

La mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento es la creencia de que las habilidades y capacidades pueden desarrollarse a través del esfuerzo y la práctica. Cuando se adopta una mentalidad de crecimiento, se ven los errores como parte natural del proceso de aprendizaje. 

Estrategias para lidiar con los errores de manera saludable

Para aprender a lidiar con los errores de manera saludable es importante adoptar estrategias específicas. Aquí, se presentan algunas estrategias prácticas para manejar los errores de manera constructiva:

Practicar la autocompasión: en lugar de ser autocrítico, hay que tratar de ser amable con uno mismo cuando se cometen errores. La autocompasión ayudará a reducir la ansiedad y afrontar los errores de manera más calmada.

Aprender a separar la identidad de las acciones: cometer un error no convierte a uno en una mala persona, en una persona inútil o menos valiosa. Todos cometen errores y la valía como ser humano no está determinada por ellos.

Utilizar la retroalimentación como una oportunidad: aprovechar la retroalimentación de los errores para mejorar las habilidades y conocimientos. Aprender de los errores y utilizarlos como trampolín hacia el crecimiento.

Desarrollar la resiliencia emocional: la resiliencia emocional ayudará a recuperarse más rápidamente de los errores y a seguir adelante con confianza.

Buscar ayuda profesional: El acompañamiento de un psicólogo o psicólogo coach puede ser muy efectivo para aprender a hacer una autoevaluación ajustada, trabajar las emociones implicadas en las situaciones de fallo o error, para detectar rasgos de personalidad y modificar las creencias y juicios sobre las que se instala la percepción desajustada de los errores.

Conclusión

En resumen, la relación con los errores está fuertemente influenciada por la autoevaluación, ansiedad y las creencias y juicios. Aprender a lidiar con los errores de manera saludable desde una perspectiva psicológica es fundamental para el bienestar emocional y crecimiento personal. Al adoptar una mentalidad de crecimiento, practicar la autocompasión y utilizar los errores como oportunidades de aprendizaje, se pueden transformar los errores en experiencias enriquecedoras que ayuden a alcanzar el máximo potencial.

Los errores son parte de la vida, pero la forma en que se abordan puede marcar la diferencia en el camino hacia el éxito y la realización personal y Eva Gómez Coloma, psicóloga y coach de Barcelona, puede ayudar en este campo.

Escrito por

El portal informativo para autónomos y negocios

El feed de Twitter no está disponible en este momento.


Advertisement