Conecta con nosotros

Hola que estas buscando

El negocio – Guía Informativa para Autónomos y Pymes

Autónomos

Emprendedor, ¡no cometas estos errores!

¿Cuáles son los errores típicos del emprendedor autónomo? En muchas ocasiones, los proyectos son buenos pero los errores resultan fatales

Al iniciarse en el camino emprendedor es muy común cometer varios errores. Algunos, de tan graves, pueden provocar el fracaso temprano y precipitar el cierre del negocio. Las equivocaciones pueden ser muy diversas, como sobrestimar la propia capacidad comercial o no investigar suficientemente el mercado.

El camino del emprendedor no es fácil. Muchos deciden montar un negocio, convencidos de que serán exitosos, pero eso no siempre ocurre. En muchas ocasiones, los proyectos son buenos pero los errores resultan fatales. Conoce los errores típicos para evitar llevar tu emprendimiento a la ruina.

¿Cuáles son los errores típicos del emprendedor autónomo?

  • El primer error es no empezar.

Las mejores ideas son las que se llevan a cabo. De tanto analizar las ventajas y desventajas, puedes quedar paralizado y no concretar los proyectos. Para intentarlo, al menos, es imprescindible pasar a la acción y luego ver si funciona. Si prestas atención, siempre hay tiempo de acomodarse sobre la marcha.

  • Otro error es la falta de autocrítica.

Una cuota de optimismo siempre es necesaria pero si esto nubla la autocrítica puede ser letal. Comúnmente, las ganancia real no coincide con la expectativa. Un emprendedor que hace mal las cuentas puede derivar en errores muy complicados en los números.

  • Es necesario estudiar al mercado y a la competencia.

Si no conoces al mercado y a tus clientes potenciales nunca sabrás qué necesitan. Lo mismo sucede con la competencia: obsérvalos, puedes aprender mucho de ellos.

  • Aprender a delegar.

El autónomo debe aceptar que no puede hacer todo solo. Aunque le cueste, tiene que aprender a delegar tareas. Todo lleva tiempo y al ocuparse de todas las tareas pude perder la oportunidad de profundizar en lo que realmente importa. En este punto será importante encontrar buenos trabajadores, colaboradores y/o socios. Ellos pueden ayudarte a hacer crecer tu negocio y ser cada día mejor. Si el negocio crece muy rápido y no eres capaz de responder a la demanda, puede ser contraproducente. ¡Encuentra el equilibro!

  • Debes prestar atención a los cambios

No te estreses pero tampoco te relajes. Nunca debes pensar que ya todo está hecho. El mundo y los mercados cambian rápidamente. Lo que funciona ahora puede no ser rentable al corto plazo. Es saludable una buena disposición al cambio y a las adaptaciones, así como a la formación constante de tu equipo para continuar innovando y que el futuro no te gane.

Escrito por

Periodismo y redacción creativa. Estudié Cs. de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement


Advertisement