Conecta con nosotros

Hola que estas buscando

El negocio – Guía Informativa para Autónomos y Pymes

Autónomos

El pequeño comercio se hunde: 153.000 negocios desaparecen

El pequeño comercio está al borde de la quiebra. El sector factura un 60% menos que en 2019. Dos de cada diez cerrarán sus puertas

comercio
Fuente: Pixabay

El comercio está pasando por uno de sus peores momentos en décadas. La crisis del coronavirus Covid-19 ha situado a este sector en un punto de no retorno: o se toma algún tipo de medida extraordinaria o los negocios desaparecen.

A pesar de que durante estas semanas de desconfinamiento han aparecido pequeñas muestras de reactivación, los datos demuestran todo lo contrario. De hecho, desde la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) aseguran que el pequeño comercio se hunde.

Dos de cada diez comerciantes desaparecerán

El pasado marzo, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) llevo a cabo una encuesta durante el inicio de la crisis sanitaria. Según este estudio, el 96% de los consultados consideraba que la crisis afectaría de forma “negativa” o “muy negativa” a su negocio.

Al parecer, estos consultados no exageraban en sus previsiones. Según el reciente análisis realizado por UPTA, 153.000 negocios de proximidad no superarán la crisis. Es decir, más del 20% de los pequeños comerciantes desaparecerán antes de acabar el año.

Nueve de cada diez comerciantes verán bajar su facturación

Estas expectativas se vienen viendo respaldadas por los datos de los últimos meses. Por ejemplo, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), nueve de cada diez de ellos verían disminuir su facturación este año en relación con años anteriores, y de ellos, casi un 70% señala que la caída será superior al 40%.

Sin embargo, la realidad ha superado a las expectativas. Tal y como aseguran desde UPTA, hasta el momento, las previsiones de crecimiento han resultado ser un fracaso. La facturación del pequeño comercio sigue por debajo del 60% en comparación con el 2019.

Según un estudio de la Confederación Española de Comercio (CEC), más de la mitad de los establecimientos de comercio minorista, un 52,5%, se han visto obligados a solicitar algún tipo de préstamo a entidades bancarias a consecuencia de la grave crisis económica derivada de la Covid-19.

Por si esto no fuera poco, la mayoría de comerciantes que han iniciado este trámite se han encontrado con dificultades en el proceso; un 32% declara que la tramitación le ha resultado complicada y el 11,3% ha visto rechazada su solicitud. Tan solo un tercio de los encuestados, el 36,3%, afirma no haber tenido problemas con la concesión.

Ni siquiera las rebajas han salvado a los comerciantes

Ni las promociones de verano han logrado revitalizar las ventas en el pequeño comercio, que tan solo han conseguido aumentar la facturación un 12 % de media, según el análisis de UPTA.

“Bajo estas condiciones, es indudable, miles de negocios no podrán superar la crisis y tendrán que cerrar sus puertas cuando liquiden sus stocks”, lamentan.

Cabe destacar que el 35% de los comerciantes españoles tienen más de 53 años, lo que convierte a este colectivo en uno de los más frágiles. “La brecha digital, la mínima inversión en marketing digital y RRSS y la escasa inversión en herramientas tecnológicas, son sus grandes hándicaps”, explican desde la Unión.

Algo que ya venían alertando desde la Confederación de Comercio durante muchos meses atrás. “Las nuevas tecnologías no son necesarias, son imprescindibles. Tenemos que estar en los tiempos que corren. Si no estás digitalizado en tu comercio, tarde o temprano cerrarás”, señalaba el pasado mes de noviembre Pedro Campo, presidente de la CEC.

“Necesitamos urgentemente un plan de choque”

Eduardo Abad, presidente de UPTA, reivindica en este sentido que “necesitamos urgentemente un plan de choque, una estrategia para la digitalización de este sector, que necesita más que nunca reinventarse y adaptar tecnológicamente sus procesos de gestión interna y externa”.

Además, añade que “no sirve de nada seguir promoviendo ayudas a la digitalización si antes no somos capaces de formar en esta materia a la mayor parte del colectivo”.

Y esta es la cruda realidad. En plena era de las tecnologías, solo un 5% de los pequeños negocios disponían de una página web en 2019, según los datos del INE. Y en la mayoría de los casos se debía al desconocimiento de los profesionales, que consideraban que abordar esta digitalización es demasiado caro.

“En estos momentos, con las ayudas que hay en todas las comunidades no es una escusa. Todas las Administraciones autonómicas tienen programas de ayudas a la digitalización. Sí se puede, pero hace falta voluntad”, señalaba el presidente de la CEC, Pedro Campo.

Eduardo Abad, concluye señalando que “desde UPTA instamos al Ministerio de Industria a que presente un plan de choque para el comercio minorista con el que hacer frente a la sangría que se producirá a partir del mes de septiembre”.

El presidente de UPTA añade que “necesitamos que se active un plan integral de trabajo que permita la supervivencia de miles de actividades económicas que están al borde de la desaparición, y esto no puede hacerse solo desde el Gobierno. Es necesario un gran pacto con las administraciones regionales, no se trata de soluciones milagrosas, lo que corresponde ahora, lo que realmente se necesita es una alianza común, poner al servicio del pequeño comercio soluciones globales y efectivas”.

Escrito por

Periodista experto en información económica. Especializado en autónomos y PYMEs de la hostelería y el comercio.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement


Advertisement